LOS CINCO GRUPOS DE ACCIÓN LOCAL DE GUADALAJARA SE SUMARÁN MAÑANA AL PARO CONVOCADO POR LA ESPAÑA VACIADA

Los representantes de ADEL Sierra Norte, ADAC, ADASUR, FADETA y Molina de Aragón-Alto Tajo han pedido a sus socios y a la población en general que secunden esta iniciativa

Guadalajara, 3 de octubre de 2019.- Los cinco Grupos de Acción Local de la provincia de Guadalajara se sumarán mañana, 4 de octubre, al paro de cinco minutos convocado por la Plataforma ‘España vaciada’ para reclamar un pacto de Estado que consiga revertir la dramática situación que viven muchos pueblos de España debido a la despoblación.

ADEL Sierra Norte, ADAC, ADASUR, FADETA y Molina de Aragón-Alto Tajo animan a todos sus asociados y a la población en general a secundar esta convocatoria concentrándose a las doce del mediodía en la plaza de su pueblo o en la puerta de su trabajo para exigir medidas reales que frenen la sangría demográfica que sufren los pueblos.  

La provincia de Guadalajara es la más rural de España y una de las más castigadas por la despoblación puesto que en 20 años sus pueblos han perdido un 25% de su población.

El 95% de su superficie provincial es de ámbito rural. De los 288 municipios que existen en toda la provincia, 270 no superan los 5.000 habitantes, y de estos, 260 no llegan a los 1.000 habitantes. En el lado opuesto está el Corredor del Henares, que con sólo un 5% de superficie acoge el 78% de la población provincial.

Estas cifras llevaron a los cinco Grupos de Acción Local de la provincia a organizar en diciembre de 2018 el I Foro de Desarrollo Rural ‘Pueblos con futuro’ en el que más de 500 personas del tejido social y económico del medio rural contaron sus experiencias y propusieron soluciones reales y concretas para garantizar la supervivencia de los pueblos.

Los Grupos de Acción Local de la provincia de Guadalajara recuerdan que “es fundamental atender la llamada de auxilio del mundo rural, poner medidas y ayudar para que puedan escapar de la despoblación, porque es mucho lo que hay en juego y muchas las consecuencias negativas que sufrirá la sociedad si los pueblos se extinguen”. 

En este sentido, recuerdan que “hay que creer en los pueblos y en su importancia y velar por su salvación, como se viene haciendo desde hace décadas por parte de los Grupos de Acción Local” pero apuntan que “la labor de dinamización que realizan debe acompañarse de medidas de discriminación positiva como una reducción fiscal para los autónomos, las empresas y los trabajadores del mundo rural, ayudas y servicios básicos”.