29 nuevos monitores StarLight, gracias al curso de ADEL Sierra Norte

Organizado y patrocinado por el Grupo de Acción Local, en colaboración con Fundación Starlight y la Universidad de Alcalá que ha cedido las instalaciones para la convocatoria, la formación se enmarca en el proyecto global en el que trabajan Junta y Diputación, en colaboración con la Fundación StarLight y también de ADEL, para certificación de los cielos nocturnos de 161 municipios de Guadalajara (83 en la Sierra Norte).

Sigüenza. 4 de julio de 2021. 29 alumnos han completado el Curso de Monitor StarLight que ha organizado y patrocinado ADEL Sierra Norte, en colaboración con la Fundación Starlight y la Universidad de Alcalá de Henares.

El curso, de 60 horas lectivas, se ha desarrollado a lo largo de esta semana en las instalaciones de La Casa del Doncel, propiedad de la UAH. Alumnos y profesores han certificado el éxito de la formación, que ha cumplido, con creces las grandes expectativas y demandas generadas, puesto que se recibieron más de 110 solicitudes.

En la jornada de ayer, tenía lugar la clausura.  La presidenta de ADEL Sierra Norte, María Jesús Merino, daba las gracias a los alumnos que, ahora, a la finalización del curso, “tienen todos los argumentos para poner en valor nuestros cielos oscuros”.  Merino subrayó la aportación de ADEL Sierra Norte, que ha financiado íntegramente el curso con los fondos europeos que gestiona. La presidenta de ADEL recalcó que el Grupo de Acción local cree en este proyecto, reforzado por la colaboración institucional. “Sabíamos que la Junta de Comunidades llevaba tiempo trabajando en la certificación StarLight para  la comarca de la Sierra Norte. Por eso, la convocatoria del curso ha llegado en el momento justo”, añadía.

En este sentido, conviene señalar que ADEL ha conseguido que todos los ayuntamientos de su territorio se integren en el proyecto, condición necesaria para obtener la certificación. “También por esto, la formación nos parece especialmente oportuna”, señaló Merino. Fueron muchos los alojamientos, y profesionales dedicados al turismo los que solicitaron el curso. Así, el éxito evidente de la formación es sólo el comienzo. Ahora, ADEL seguirá trabajando en esta dirección, convocando nuevas formaciones que propicien la llegada de este tipo de turismo que tiene especial incidencia en las pernoctaciones. Merino recalcó también que contar con un cielo oscuro, perfecto para el avistamiento de estrellas, es perfectamente compatible con la iluminación artística de los monumentos, como la recién estrenada de la Plaza Mayor, o la que llegará para la Catedral de Sigüenza. “Los técnicos han tenido en cuenta la certificación en su diseño”, enfatizó. Por último, la presidenta de ADEL dijo que “este tipo de cursos nos ayuda a frenar la despoblación y a que la gente joven se quede, se instale y se genere riqueza y empleo”.

El delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles, daba las gracias a los alumnos por el interés mostrado en la formación, y, al igual que había hecho antes la presidenta, al equipo de ADEL Sierra Norte tanto por su labor en la organización del curso, como por su trabajo, coordinado con la Junta, en el proceso previo de la Certificación Starlight, “que va a ser una realidad en poco tiempo”, anunció.  Así, 161 municipios de los 288 de la provincia (83 en la Sierra Norte), van a tener unos cielos certificados y reconocidos en todo el mundo como algunos de los mejores para el avistamiento de estrellas. Con ello, según expuso Robles, “seremos un referente mundial en cuanto a turismo de estrellas”. El delegado afirmó que, con la certificación e iniciativas como la del curso, “se abre una oportunidad en todos los sentidos para Sigüenza y su comarca, que permitirá dar a conocer territorios anónimos” y también laboral para los alumnos que han terminado la formación.

Toñi Varela, presidenta de la Fundación StarLight, responsable tanto de la formación como de la certificación de los cielos, señalaba que el cielo en las zonas rurales puede ser un potente recurso socioeconómico que consiga la desestacionalización del turismo. “Apostar por los cielos oscuros hace que el territorio se empodere y se preserven sus recursos naturales, para lo que hacen falta personas capaces de custodiarlo y alertar sobre posibles amenazas, algo que todos los alumnos de este curso ya son capaces de hacer, puesto que han aprovechado la formación y manifestado un altísimo interés en ella”, afirmó.

El diputado Rubén García, también presente en la clausura, se mostró convencido del impacto positivo que este tipo de turismo tendrá en los pueblos más pequeños, mientras que el vicerrector del Campus de Guadalajara de la UAH, Carmelo García Pérez puso de manifiesto, una vez más, el talante colaborador de la institución con cualquier proyecto que ayude a dinamizar el territorio y a traer formación académica y científica al mundo rural.

Los contenidos del curso se distribuyeron en cinco partes: Módulo de Astronomía, Módulo de Astroturismo, Astrofotografía y Prácticas con instrumentos e Interpretación del cielo.

Los 29 alumnos han obtenido el certificado oficial de la Fundación Starlight. Objetivo principal del curso ha sido dar a conocer, de manera práctica, las oportunidades profesionales que abren el astroturismo, la diversidad y singularidades de las empresas dedicadas a esta actividad, la forma de desarrollar este novedoso producto y la mejor manera de promocionarlo.