Abanades, tres proyectos y una apuesta por el futuro

Son muchos los pueblos que luchan por tener una juventud activa y enamorada del municipio. En Abanades cuentan con ella y están decididos a conservarla. «Tenemos la suerte de que los muchachos vienen al pueblo desde pequeñitos, y mantienen la costumbre», explica el alcalde, Ángel Jesús Mínguez Peco.

ALMACEN Y CENTROJOVENESAbánades. 15 de abril de 2015. «En verano hay un enjambre de chicos maravillosos y hasta en Navidades andan por aquí. Son el futuro», prosigue. Por eso han promovido la creación de una asociación juvenil a la que han querido dotar de un lugar de reunión, situado en la planta baja del centro social. Para ello, apostaron por rehabilitar la fachada del edificio, mejorar el acceso y realizar un acondicionamiento básico de la sede de la asociación. «La fachada estaba perdiendo toda su impermeabilización», recalca el primer edil. «Era una obra compleja porque es un edificio muy alto y no tiene buen acceso». Además, se ha puesto un suelo nuevo en la planta baja; un doble sellado de impermeabilización en las paredes, «porque era un sitio muy frío»; y una instalación eléctrica totalmente nueva. El proyecto, de 16.420 euros, ha sido financiado por ADEL, que entregó una ayuda de 13.136, el 80 por ciento del total.

Otra de las iniciativas acometidas con ayuda del Grupo de Desarrollo Rural ha sido la restauración de la cubierta del Ayuntamiento y de la carpintería y pintura de su fachada. Los 19.800 euros invertidos, de los que 15.000 corresponden a ADEL, permitieron hacer «una restauración acorde con la arquitectura local». Además de pintar la fachada, se eliminaron las filtraciones del tejado y se hizo un basamento de piedra «que es muy bonito porque está en la línea del estilo del pueblo». Incluso se aprovechó para pintar el centro médico. El alcalde se muestra muy satisfecho con los trabajos. «El deterioro hacía necesario actuar, porque si pierdes la cubierta, lo que está debajo inevitablemente va a sufrir daños».

En último lugar se han destinado 16.000 euros (12.800 de ADEL) al almacén municipal, utilizado para guardar desde la sal hasta un escenario, y que en el futuro podría servir como sede para asociaciones o para realizar actos culturales. La actuación contempló la reforma de la cubierta, puertas, ventanas, la construcción de un canalón y la instalación eléctrica. «La cubierta estaba casi en el suelo, era muy peligrosa». Con vistas a los usos futuros que pueda tener el edificio, se le ha dado la altura suficiente para que pueda cobijar un segundo piso y se ha conservado la piedra en las paredes, tanto en el interior como en el exterior. «Se mantiene la estructura de nave de piedra típica de Abanades».

Más información:

ADEL Sierra Norte. Prensa. 949 39 16 97

Gabinete de Prensa. Javier Bravo. 606 411 053