La Ermita de la Virgen de la Soledad de Jirueque, como nueva desde agosto

La reconstrucción completa ha costado 36.617,25 euros más IVA. Ha sido financiada por el Ayuntamiento de Jirueque, que ha contado con una aportación de ADEL Sierra Norte, adscrita a su línea para la recuperación del  patrimonio rural, así como con donaciones voluntarias, tanto económicas como materiales, de los vecinos del pueblo.

 

Jirueque. 29 de septiembre de 2013. La Ermita de Jirueque, dedicada a la Virgen de la Soledad, data de finales del siglo XVI, “hacia 1.590”, precisa Virgilio Pérez, teniente alcalde del Ayuntamiento. Su restauración era “muy urgente”, por “hallarse prácticamente en ruinas”, aclara el munícipe. Las obras, que le han devuelto su esplendor perdido, se han ejecutado en dos fases. La primera consistió en la reconstrucción total de la cubierta. Fue completamente desmontada y dotada de alma metálica, al tiempo que se  reformó  con ladrillo viejo  el muro perimetral que la sostiene y se cerchó la estructura con rasilla de doble cuerpo, para dejarla posteriormente impermeabilizada con materiales plásticos. Una vez sellada, se colocó la teja original. Las faltas se cubrieron unidades antiguas, “con lo que la vista final es la misma que la del principio”, explica Pérez.

 

La segunda parte de las obras ha consistido en la restauración del artesonado del techo y recuperación de las dos puertas de entrada, arreglo de paredes y construcción de un muro perimetral en su base, que concluyó a finales del mes de julio pasado. En el interior del edificio se han saneado y recuperado las vigas base de madera que soportaban el artesonado del techo. Posteriormente se repusieron las ausencias o desperfectos con largueros, allí donde fue necesario. Una vez terminado y barnizado el montaje, el resultado es igualmente idéntico al original. Las puertas han sido reconstruidas con terminaciones en forma de arco de medio punto, de  acuerdo con el estilo original del siglo XVI, respetando hasta el sistema de cierre. El cinturón protector exterior es de cemento, y tiene por objeto evitar humedades.

 

El suelo de la Ermita, que igualmente estaba muy deteriorado, ha sido sustituido por uno nuevo. Tanto en el exterior como en el interior, quedó instalada iluminación tipo LED, que tiene en cuenta el ahorro energético.  Este último detalle  eléctrico lo han costeado los vecinos del pueblo con los ahorrillos obtenidos de la peregrinación de la Virgen de casa en casa de Jirueque.

 

La reconstrucción completa ha costado 36.617,25 euros más IVA. Ha sido financiada por el Ayuntamiento de Jirueque, que ha contado con una aportación de ADEL Sierra Norte, adscrita a su línea para la recuperación del  patrimonio. También los vecinos de Jirueque han realizado donaciones voluntarias, tanto económicas como materiales.

 

La restauración de la Ermita de la Soledad  fue inaugurada el día 15 de agosto con una misa mayor, una romería y un aperitivo. Justo antes del aperitivo, y desde la balconada de la Casa Consistorial, Virgilio Pérez agradeció su aportación a ADEL Sierra Norte, así como la colaboración altruista de jiruequeños de todas las edades.

La historia de la Ermita

Según las Relaciones topográficas de Felipe II (año 1580), en Jirueque había tres ermitas: una dedicada a San Roque, otra a Santa Cecilia y una tercera en construcción (la Ermita de la Vera Cruz, o bien de nuestra señora del Rosario, ya que en los libros de cuentas de las cofradías titulares de ambas advocaciones aparecen apuntes relacionados con esta ermita humilladero).

 

En 1709, a causa de la despoblación que en esta zona provocó la Guerra de Sucesión, esta última Ermita pasó a depender de la parroquia. Probablemente fuera en aquel tiempo cuando su advocación cambió por la de la Virgen de la Soledad. En la segunda mitad del siglo XVIII, el Concejo asumió su mantenimiento. Así ha llegado a nuestros días.  En el año 1936, sus efigies y retablos corrieron la misma suerte que los de la Iglesia. Poco tiempo después, el pueblo compró la imagen que preside la Ermita en la actualidad, que es la que sale en procesión cada Jueves Santo. En el año 2002 el Ayuntamiento ya había restaurado el pórtico de entrada.

 

Más información:

Javier Bravo

606 411 053

Prensa ADEL Sierra NORTE