Un nuevo y cuidado entorno rodea el agua vieja y fresca de la Fuente de la Rana en Casillas de Atienza

terminadaConstruida en 1861 en su formato actual, el suelo del entorno ha sido chapado en piedra, se han recrecido sus muros laterales y reparado las fugas de agua de la instalación provocadas por los hielos y el paso del tiempo.

Casillas de Atienza. 28 de febrero de 2013. De la Fuente de la rana de Casillas de Atienza sale un agua fresca y fina, de una calidad tan excelente que desde que los lugareños recuerdan, ha llenado los botijos de las casas en verano y en invierno, y abastecido los lavaderos públicos anejos.  Aún hoy hace ambas cosas. Desde que fuera construida en su formato actual para canalizar el manantial allí localizado, según reza en su panza, en el año 1861, los hielos y el paso del tiempo habían ido desmembrando el pilón y restando vistosidad y practicidad al lugar.

Alguna reparación anterior no le hacía justicia, así que el alcalde pedáneo inició el proceso administrativo y el contacto con Adel que condujo hasta su restauración definitiva, que terminó en agosto pasado. Se ha hecho respetando el entorno y la valía de lo que ya había allí, utilizando piedra vista de la zona. En sus márgenes, la obra ha recrecido los muros, el suelo se ha chapado en piedra y se han construido unos poyos de madera para que los lugareños detengan o empiecen allí sus paseos cuando llega el buen tiempo. Para hacerlo ha sido necesaria una inversión de 16.325 euros, IVA incluido, de los que ADEL ha aportado 11.068, es decir, el 80%.

Más información:

Javier Bravo

Prensa Adel Sierra Norte

606 411 053

Deja una respuesta