Suscribirse a mi canal en YouTube

Aplicación turística
ADEL Sierra Norte

Consigue la aplicación ADEL Sierra Norte Guadalajara en el App Store

ADEL Sierra Norte Guadalajara Android app en Google Play

Aplicación Sierra Norte en Nexus S

Casa rural de Miguel, intimidad micológica

enero 26, 2015

En el añoIMG_9617 2005, Margarita Domingo Gil levantó y puso en mar­cha el Hostal y Restaurante Alto Rey Turismo Rural en Arro­yo de las Fraguas. Consciente de que la demanda creciente de los visitantes pasa por “la intimidad de una casa rural”, la emprendedora se embarcó en un nuevo proyecto destinado a colmar los deseos de “clientes y amigos”, explica. A finales del año 2013 culminó la construcción de la Casa Rural de Mi­guel, construida a capricho sobre un antiguo garaje.

Este nuevo servicio rural cuenta con 170 metros cuadrados distribuidos en dos alturas, “pensadas sobre todo para que las parejas pasen un fin de semana tranquilo, de amor y ve­las”, dice Margarita. La piedra la integra en el entorno, mien­tras que en el interior, el cuidado de los detalles, las vigas de madera y el mobiliario rústico, aportan la calidez soñada para un fin de se­mana lejos del mundanal ruido. La guinda: abrir la ventana y dejar que la brisa de la jara, el pinar y el robledal susurre al oído y al olfa­to que el trabajo no es tan importante como los sentimientos. Suelo y techo son de pizarra negra. Su visión, en lamas sobrepuestas, ale­ja a sus inquilinos del odiado día a día.

En la planta baja están la cocina y el comedor. La primera está hecha de obra, en ladrillo visto y madera, con una “pila de loza pre­ciosa”, destaca Marga. Es común para las dos habitaciones que hay arriba. Cuenta con nevera, lavadora, lavavajillas, horno, vitrocerámi­ca, microondas, cafetera, tostadora, además de enseres y vajilla. El salón comedor, amplio y “con terracita con mesas y sillas en la que charlar con un café”, tiene dos sofás, vitrina, una gran pantalla de televisión, chimenea y una estufa de pellet. Si tuviera que definirlo en dos palabras, “serían expansión y calidez”, dice Marga. Nada co­mo el calor de la lumbre para corroborarlo.

Las dos habitaciones son abuhardilladas, tienen dieciocho metros cuadrados y baño, con jacuzzi independiente. Cuentan además con cama de 1,50 metros, mesillas y armario. La casa destaca por su luz y los colores. La decoración incluye celosías y trasparencias que de­jan expedito el paso de la luz natural. La alegría serrana se cuela a raudales, incluso en los atardeceres otoñales o del invierno.

La presencia de restaurante y hostal, añaden a la Casa Rural De Mi­guel una posibilidad de servicio que el cliente puede llevar tan lejos co­mo quiera. El desayuno está incluido en el precio, y según el plan que los visitantes vayan a seguir, pueden comer, cenar o ambas cosas.

En estos años Marga se ha especializado en cocina micológi­ca, para la que la Sierra Norte es el paraíso terrenal. Trabaja mu­cho el boleto, el rebozuelo, el pie azul o la colmenilla que coci­na con recetas como su famosa Tosta con boletos y gambas. “En lo que podemos, nos nutrimos con productos de la tierra”, asegura Marga. La ternera de Guadanorte que se produce en la sie­rra, el cabrito y el cordero de El Ordial y Prádena o la fabada y el gar­banzo de Arbancón y Espinosa son las principales materias primas de sus menús.

La mayor parte del público viene de Madrid, pero también hasta El Arroyo llegan visitantes de Levante y de Cataluña. “Debemos tra­bajar más para incrementar el número de pernoctaciones”, prosigue. Marga apuesta por la promoción de la comarca del Alto Rey, “mucho menos conocida que la Arquitectura Negra, pero igualmente bonita, con localidades tan maravillosas como el propio El Arroyo de las Fra­guas, Bustares, Villares de Jadraque, Hiendelaencina o Gascueña”.

En este sentido, hay rutas senderistas en el paraje natural del río Pelagallinas que también se pueden hacer en bicicleta de mon­taña, y los pantanos de Alcorlo, Beleña y El Vado, a los que “se les debería sacar mucho más partido turístico”. Para hacer una reser­va o curiosear un poco más, los interesados pueden verlo todo en www.altorey.net

Más información:

ADEL Sierra Norte. Prensa. 949 39 16 97

Gabinete de Prensa. Javier Bravo. 606 411 053

Apartamentos rurales Fuentevieja, una escapada romántica a los pies de Arbancón

enero 26, 2015

fuentevieja1Andrés Cemillán no nació en Arbancón, pero casi. Es hijo de guarda forestal y, consecuentemente, un gran conocedor de la Sierra Norte. No hay paraje, desde el pico del Lobo hasta las más domésticas llanuras de la Campiña, que no haya recorrido en quad, todoterreno o bicicleta con su cámara de fotos. Su cariño por el pueblo y el interés creciente en la localidad que muestran los turistas le decidieron a convertir en realidad una idea que rondaba su cabeza desde hacía tiempo: la construcción de dos apartamentos rurales en un paraje singular.

Arbancón es un lugar privilegiado quienes gustan de emplear el tiempo libre disfrutando de la naturaleza. Está en un cruce de caminos. Por un lado, la arquitectura negra. Por otro, el Románico Rural. Cerca, los embalses de Alcorlo, Beleña, Pozo de los Ramos y el Vado. Y allí mismo, el museo de la Botarga y el impresionante retablo barroco de la iglesia. Además, el emprendedor ha radicado su sueño en un lugar mágico: el arroyo Salcedo, que refresca los pies del caserío del pueblo. “Dicen los mayores que antes de que se construyera nada aquí, era una charca a la que bajaban a jugar con las ranas”, explica Andrés.

Mientras abre la puerta de La Fuentevieja -así le ha llamado a su negocio por la cercanía a ese lugar- se oye el rumor del agua, que, según la época del año y el caudal, deja escuchar su paso. Enfrente de la fachada, el otero del campo serrano. Ocre, ahora en otoño, pronto transformará el marrón por el verde de la mies recién nacida. A su espalda, los muros pétreos del monumento.

La primera vez que se edificó el paraje fue en 1977. La obra quedó a medias y, después de sucesivos avatares, el local acabó en manos de un madrileño que lo transformó en el primer, y único, videopub de la comarca. Fue el famoso “Arroyo”, en el que se remataban las juergas de Cogolludo o de Jadraque de los años ochenta y noventa. “Allí vimos por primera vez películas como Apocalipse Now o E.T.”, recuerda Andrés, que tampoco ha olvidado como subía las calles empinadas de Arbancón de vuelta a casa muerto de miedo después de ver cintas como La niña del exorcista o alguna versión de Drácula en la enorme pantalla “que había justo allí”, refiere señalando el lugar en el que estaba. “Todavía impresionados, nos asustaba el vuelo de las lechuzas y hasta nuestras propias sombras”, dice recordándolo con una sonrisa melancólica.

Andrés le puso fin al lento declive del sitio transformándolo en dos coquetos apartamentos rurales. Su ubicación, en la parte baja del pueblo, le permite tener entrada independiente en diferentes alturas. El emprendedor comenzó la obra hace casi dos años. Su proyecto fue agrandándose y encareciéndose progresivamente, “porque cuando construyes con cariño, no reparas en gastos”. Ahora, muy cerca ya de su apertura al público, el espacio es el fiel reflejo del gusto por el detalle de Andrés, que no ha dejado nada a la improvisación. Cada rincón tiene la decoración justa. Bañera de hidromasaje, cortinas de diseño, ambientes selectos en un espacio diáfano, sofás cómodos y home cinema, todo un homenaje al viejo local, son los detalles de un sitio pensado para el descanso romántico, o en familia.

En cualquier caso, Andrés es consciente de que ya no es suficiente con el continente “al que también hay dotar de contenido”, asegura. El arbanconero concibe el negocio de los apartamentos como un fin de semana a la carta. “Lo que queremos es que la magia del lugar y de su entorno conviertan la experiencia turística en un tiempo que permanezca en la memoria de la pareja”. Andrés tiene contacto con un buen número de proveedores de la comarca “para incluir oferta gastronómica en el fin de semana, por si no quieren cocinar, de manera que, si lo desean, pueden venir a Fuentevieja en modo pensión completa”. De igual manera los clientes contarán con otro buen menú de propuestas turísticas como safaris fotográficos, actividades micológicas, rutas en bicicleta de montaña, caballos o turismo enológico, para lo que “contaremos con las cercanas bodegas Finca Rionegro”, asegura.

Que el arbanconero no ha escatimado un detalle es algo que se percibe cuando uno se sienta en los sofás y divisa el ambiente cálido. “Tenía en mente emprender de igual manera, pero la ayuda de ADEL ha sido un desahogo”, explica. Ya es posible reservar a través de la web www.fuenteviejarural.es

 

Más información:

ADEL Sierra Norte. Prensa. 949 39 16 97

Gabinete de Prensa. Javier Bravo. 606 411 053

La Laguna de Somolinos: una joya natural al servicio de la humanidad

diciembre 28, 2014

Por Salvador Sánchez CFoto-4arrillo. Museo Nacional de Ciencias Naturales, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Madrid. Pocos quedan aún que duden de la riqueza natural que alberga la provincia de Guadalajara. De los tesoros naturales y culturales que alberga la Sierra Norte, hay una joya que suele pasar desapercibida para los paisanos y visitantes por su modestia, por su camuflaje paisajístico: la Laguna de Somolinos.

La laguna está ubicada en las inmediaciones de Somolinos, una pequeña población rural de poco menos de 40 habitantes que desde la edad media ha vivido aprovechando las aguas de su entorno a través de una fundición de plata, una fábrica de papel, una ferrería, una hidroeléctrica y, actualmente, una casa rural cuyo atractivo es, entre muchos otros, su proximidad a la laguna y el trasiego de sus aguas. Parece que el nombre del pueblo viene de la abundancia de molinos que hubo aprovechando la regularidad de las aguas que emanan del Manadero, la salida natural del acuífero de Almazán-Sur. Bien, pero por qué dedicarle a esta laguna un artículo, qué tiene para que sea reconocida por el Estado como un Monumento Natural. Como imaginarán, no es fácil resumirlo en una frase pero podríamos decir que es un ecosistema singular, es decir, que no hay muchos como él ni nuestro país ni en el mundo. Para los estudiosos del medio acuático lo tiene todo: tiene el tamaño perfecto para poder ver y medir muchas cosas a la vez, tiene mucha agua todo el año, aunque está en un lugar elevado no se congela en invierno, tiene muchas especies vegetales y animales muy peculiares, es una laguna con un buen estado de conservación y su acceso por carretera es inmejorable. Ah, y como cualquier laguna que se precie también tiene sus monstruos, por supuesto. Claro, también tiene cosas malas, como que sus gélidas aguas no invitan al baño ni en los escasos días de calor que acontecen en la zona, pero esa es una nimiedad frente a lo que nos ofrece este laboratorio natural.

La principal peculiaridad de la Laguna de Somolinos tiene que ver con su origen: realmente la Laguna de Somolinos es un río represado de manera natural por una barrera tobácea. Y qué es esto, se preguntarán muchos de ustedes, pues es una barrera sólida, de carbonato, que solidifica sobre los vegetales al hacer estos la fotosíntesis. Aunque hoy día la barrera no puede observarse con facilidad debido a las construcciones de la antigua fábrica, los expertos han identificado hasta 3 barreras en diversas zonas del valle que indican la existencia de varias lagunas escalonadas. Algo así como lo que observamos en las Lagunas de Ruidera, aunque a menor escala. No querría aquí centrarme en un mero inventario de las plantas y animales que uno puede, con mucha suerte, encontrar y reconocer en esta y otras lagunas. Eso es algo que puede encontrar fácilmente tecleando Somolinos en Google o en otro buscador de internet o consultando la guía del patrimonio natural de la Sierra Norte que ADEL publicó recientemente. Mi interés es, más bien, describir cómo funciona la Laguna y cómo éste ecosistema contribuye al llamado equilibrio de la geobiosfera, vamos, al equilibrio de lo que nos rodea. Eso es lo que hemos estado tratando de hacer un grupo de científicos del Museo Nacional de Ciencias Naturales y del Real Jardín Botánico, ambos centros del CSIC, desde el año pasado de manera intensiva, con más esfuerzo y devoción que recursos económicos, tal como mandan los tiempos.

Es obvio que la clave de una Laguna es el agua y que en esta se cuenta con un abundante aporte durante todo el año a pesar de las pocas lluvias que recibe. Y si no llueve y hay agua sólo cabe que esta emerja del misterioso subsuelo. Esa es la clave hidrológica de Somolinos, el acuífero, que le regala algo más de 7 hm3 al año de agua (ó 7 estadios de fútbol repletos de agua) ¿Y esto es mucha o poca agua? Que cada uno juzgue: Somolinos almacena 100 mil m3, o lo que equivale a 40 piscinas olímpicas, y por ella pasan otras 2.800 piscinas cada año: casi nada. Y eso, que puede parecer mucho, para el volumen de agua que entra y sale anualmente del acuífero, unos de 220 hm3, es casi despreciable (3%). El continuo fluir del agua por Somolinos hace que las aguas de la laguna se renueven cada 5 días, una cifra lo suficiente alta como para que puedan ocurrir muchas cosas dentro de sus cristalinas aguas y lo suficientemente baja como para que se mantenga “limpia”. Y es que Somolinos, a simple vista, puede ser calificada como una laguna limpia y transparente. Un análisis más detallado nos dirá otras cosas: que la laguna produce sustancias nutritivas que serán usadas aguas abajo del río Bornova, o incluso del Henares, por otros organismos; que la laguna oxigena las aguas que pasan por ella; o que la laguna es un filtro eficiente de sustancias nocivas. Funciones que aunque invisibles al ojo humano no son baladí en lo que denominamos servicios ambientales de los ecosistemas. Pero para conseguir esto, los componentes del ecosistema deben cumplir una determinada función, moviendo los engranajes del sistema como una delicada maquinaria de relojería, evitando retrasos y holguras en el sistema.

Empecemos por las plantas, que hay muchas y diversas en Somolinos: ¿qué papel juegan las plantas? nuestros estudios nos han demostrado que las sumergidas, es decir, las que viven cubiertas por el agua, son las primeras que retiran las sustancias nocivas del agua y, a diferencia de lo que se suele pensar, no son la base de la cadena alimenticia en la laguna. Lo que si hacen estas plantas es liberar sustancias nutritivas cuando mueren y se descomponen en el agua que son aprovechadas por otros organismos como las bacterias. Y es que bacterias y hongos son claves en lagunas como esta que nos ocupa donde los nutrientes son deficitarios, amén de la escasa influencia de la actividad humana en el entorno. Es decir, que viven al límite de la supervivencia: llegan pocas sustancias nutritivas y el agua no se calienta lo suficiente en verano como para que los vegetales proliferen en abundancia. Eso sí, los recursos son aprovechados al máximo por los componentes del sistema: sólo se deshecha aquello que no se puede usar o que físicamente no se puede retener. ¿Y las algas microscópicas esas que dan un color verdoso al agua? ¿qué papel tienen en Somolinos? el fitoplancton (que así se llama a estas algas) no es muy abundante en esta laguna por los motivos argumentados antes. Además, si proliferaran mucho limitaría el desarrollo de las plantas que crecen en el fondo por lo que es posible que las plantas estén liberando alguna sustancia que impida el crecimiento algal. Pero el fitoplancton sí juega un papel importante en el sostenimiento de la cadena alimenticia de numerosas larvas de insectos o de algunos monstruos microscópicos de la laguna, alimento esencial para algunas de las especies de anfibios y peces que pueblan sus aguas. Anfibios, peces y aves resultan marginales en el contexto que estamos detallando, pero hoy sabemos que su presencia es fundamental para controlar la densidad de ciertas poblaciones de insectos cuyo crecimiento no parece limitado por la escasa producción del plancton.

Y esto es un esbozo de lo que es la Laguna de Somolinos: un paraíso en sí mismo. Invitamos al lector a que se acerque a la Laguna, la contemple de lejos, se aproxime, la vuelva a contemplar y piense en todo aquello que alberga en su interior pero que no puede ver. Esa es la verdadera magia de la naturaleza: que día tras día lo invisible ha trazado lo que hoy vemos. Sería una lástima perderla, así que cuidémosla, que no cuesta mucho.

Más información:

ADEL Sierra Norte. Prensa. 949 39 16 97

Gabinete de Prensa. Javier Bravo. 606 411 053

ADEL aprueba ayudas por valor de 400.000 euros para emprendedores de la Sierra Norte

diciembre 14, 2014

En el actual periodo de ejecución 2007-2013, ADEL ha gestionado fondos por valor de 6.315.494 euros, después de tramitar un total de 401 expedientes.

 

IMG_8388Sigüenza. 14 de diciembre de 2014. Después del cierre del periodo para la presentación de expedientes adscritos al programa de desarrollo rural Eje 4 Leader 2007-2013, la Junta Directiva de ADEL Sierra Norte aprobó en su última sesión, correspondiente al día 2 de diciembre de 2014, ayudas para los veintisiete últimos proyectos, entre públicos y privados, por valor de 400.000 euros.

Siete de ellos corresponden a la medida 313, la que favorece el “Fomento de Actividades Turísticas”. ADEL contribuirá a la ejecución de unos alojamientos rurales singulares en el Municipio de Baides, tradicionalmente ligado al ferrocarril. Su promotor, Rubén Gómez Alda, rehabilitará y acondicionará dos vagones de tren para su uso como alojamiento turístico singular, destinados a habitaciones de cuatro o cinco plazas, y una vivienda modular colindante con cocina, salón y aseo, además de zona ajardinada para recreo.

Dos promotores privados más van a construir tres y cuatro apartamentos rurales en Jadraque y en Sigüenza, respectivamente. Además, otros dos emprendedores más van a llevar a cabo iniciativas relacionadas con el turismo de aventura o de experiencias, que tan en boga está en los últimos tiempos. La empresa Alto Rey Turismo Activo ofertará servicios de Laser Tag, kayaks y rutas con bicicletas de montaña en Arroyo de las Fraguas. Por su parte, Fernando Dombriz ampliará la oferta en este sentido de que dispone la ciudad de Sigüenza con el lanzamiento de rutas culturales, alquiler de vehículos todoterreno y quads en el entorno de la ciudad del Doncel. El importe de las ayudas asciende a 135.000 euros.

En la misma sesión de la Junta Directiva, ADEL aprobó otros once proyectos más adscritos a las medidas 323 (Conservación y mejora del patrimonio Rural) y 321 (Prestación de servicios básicos para la economía y la población rural), en este caso por valor de algo más de 128.000 euros. Las más cuantiosas corresponden a la modernización de la piscina de Atienza, el acondicionamiento del consultorio médico de Valverde de los Arroyos, la recuperación de los sibiles, o cuevas, de Puebla de Valles y a la restauración del retablo mayor de la Iglesia de la Natividad de Nuestra Señora en Hijes. El edificio fue declarado como BIC por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes a comienzos de 2013.

 

Por último, cuatro proyectos subvencionados más se circunscriben a la medida 312, la línea de ayudas que gestiona fondos europeos para fomentar la “Creación y Desarrollo de Empresas en el medio rural”. El GDR aprobó ayudas por valor de 83.000 euros, pero en este caso, condicionadas a la disponibilidad de fondos para subvencionar la medida, que “es probable, pero no segura”, explica Laura Ruiz, gerente de ADEL. La inversión más cuantiosa corresponde a la ampliación y mejora de Goalva Gil, SL, una empresa dedicada al transporte de viajeros por carretera que cubre todos los ámbitos de transporte de viajeros por número de plazas desde taxis, microbuses hasta autocares de gran lujo.

Los últimos cuatro proyectos aprobados con cargo a la 312 para los que sí está garantizada la financiación fueron aprobados en la penúltima Junta Directiva. Se trata de una nueva estación de servicio, una cafetería en la ciudad de Sigüenza, la ampliación de un centro de eventos en Campillo de Ranas y el equipamiento de una planta de biopellet en Cantalojas. Van a recibir un total de 270.000 euros, gestionados por el GDR.

El resto de los fondos aprobados corresponden a las medidas de formación e información y a la ejecución de proyectos de cooperación.

 

Periodo 2007-2013

 

En el total del periodo, el Grupo de Desarrollo Rural ha gestionado fondos por valor de 6.315.494 euros, y ha tramitado 401 expedientes con otros tantos proyectos que contribuyen al desarrollo rural adscritos a las líneas de ayuda consideradas estratégicas en este sentido por la Unión Europea. Los fondos, aplicados a la ejecución de los proyectos, han generado una inversión total en los 85 municipios que integran el territorio de ADEL, de 15 millones de euros que han contribuido sin duda a transformar la comarca.

En septiembre, dos meses antes del fin del periodo para la presentación de los expedientes, ADEL añadió 150.000 adicionales, que engrosaron sus líneas de ayuda y llegaron a proyectos que estaban en reserva, por tener hasta ese momento sus líneas agotadas.

 

Más información:

ADEL Sierra Norte. Prensa. 949 39 16 97

Gabinete de Prensa. Javier Bravo. 606 411 053

El Ayuntamiento de Tamajón apuesta por el ahorro energético

noviembre 10, 2014

Con el apoyo de ADEL Sierra Norte, se han sustituido las 124 iluminarias del casco urbano de Tamajón por otras tantas del tipo LED, que le están ahorrando ya un 75% de la factura al Consistorio.

 

ediciencia energeticaTamajón. 10 de noviembre de 2014. El gasto energético de las instalaciones de alumbrado público suponía un lastre económico para el Ayuntamiento de Tamajón. Más de un 50% de la factura de la luz en el municipio se destinaba mensualmente a este concepto. “Era insostenible”, afirma Eugenio Esteban, alcalde de Tamajón.

 

Este hecho, unido a la coyuntura del mercado energético, siempre al alza en sus precios, hizo que el Ayuntamiento de Tamajón, con el apoyo de ADEL Sierra Norte, acometiera la completa sustitución de las iluminarias del casco urbano. En el mes de mayo 124 iluminarias fueron sustituidas por otras tantas del tipo LED.

 

Ahora, el alumbrado público agallonero cumple los criterios de eficiencia energética marcados por la ley. La iniciativa ha costado 42.000 euros, de los cuáles el GDR ha subvencionado 25.000. Las nuevas instalaciones le ahorran ahora un 75% de la factura eléctrica del municipio.